Personas y partículas en suspensión

Las grandes ciudades suelen estar cubiertas de una intensa niebla formada de partículas de polvo que causan la muerte de 2,1 millones de personas anualmente, muchas de estas muertes se producen en el sur y el este de Asia. Según investigadores de la revista especializada "Environmental Research Letters" 2013, las partículas en suspensión que pueden producir cáncer y enfermedades respiratorias son la causa principal de estas muertes.
Leer artículo

Un equipo dirigido por Jason West y Raquel Silva comparó los datos de 14 cálculos de modelos sobre los efectos del ozono y 6 modelos sobre los de las partículas de polvo y los combinó con modelos epidemiológicos. Según los resultados, la Universidad de Chapel Hill, en Carolina del Norte, E.E.U.U. afirma que las partículas de polvo son en conjunto la causa de las muertes.

El incremento de la contaminación por partículas en suspensión conlleva la muerte de millones de personas.

Además, cada año mueren unas 470.000 personas como consecuencia de la alta concentración de ozono. "Nuestro estudio muestra que la contaminación del aire es uno de los mayores riesgos ambientales ", declara el co-autor Jason West. Muchas de estas muertes se producen en el sur y el este de Asia, donde hay una gran densidad de población y la contaminación del aire es mayor.

Reducción de la esperanza de vida

Recientemente, otro equipo de investigadores ha informado de que la esperanza de vida en el norte de China, tan afectado por la niebla de partículas, es de media 5 años menor que la del sur del país. Basandose en los datos procedentes de China, los investigadores han calculado que la contaminación adicional de 100 micras de partículas por metro cúbico de aire reduce la esperanza de vida una media de 3 años, lo que supone unas 5 veces más la tasa mostrada en los estudios convencionales, según los investigadores de la revista especializada PNAS. To the article